PAS, PDI & Estudiantes, unidxs para PARAR LA LEMES

Leer el Manifiesto Blanco Ver la Nota de Prensa VÍDEO

Paremos la LEMES

MANIFIESTO CONTRA EL PROYECTO DE LEY DEL ESPACIO DE EDUCACIÓN SUPERIOR DE LA COMUNIDAD DE MADRID  (LEMES)

Durante los últimos años la universidad pública madrileña ha venido sufriendo un fuerte ataque. Los distintos grupos (PDI, PAS y alumnado) vemos como se nos intentaban imponer reformas que, bajo la apariencia de acciones aisladas, responden a la consolidación de un modelo elitista, de mercantilización de nuestra educación. A la reducción del número de profesores y profesoras y de PAS y el recorte de sus derechos laborales, se añade la reducción de los  recursos  materiales, de la financiación y de la democracia que queda en los espacios universitarios. En lugar de intentar conseguir como objetivo la búsqueda y desarrollo de un conocimiento crítico y la transferencia de ese saber a la sociedad, la «estabilidad económica» se ha convertido en el objeto prioritario y la financiación y rentabilidad son los ejes que imponen la política universitaria pública.

Leer más...

En esta dinámica se enmarca la ley de Cifuentes para las universidades madrileñas, la LEMES. Como ya es habitual, para el desarrollo de esta ley no se ha tenido en cuenta a la comunidad educativa, demostrando una absoluta falta de democracia y transparencia y la nula voluntad del gobierno de Cifuentes de hacer una ley de consenso. Por el contrario, ignorando los continuos recortes sufridos en los últimos años y sin ofrecer respuestas a los problemas reales, presentan un anteproyecto de ley que consolida los recortes, enfrenta docencia e investigación y señala el camino hacia una Universidad competitiva al servicio de la productividad del mercado antes que al progreso social real.

Lejos de articular medidas contra la situación de precariedad y abordar el problema de la escasa financiación de la universidad pública, profundiza un espacio de educación superior de dos velocidades, creando universidades de primera y de segunda, además de romper con la universidad como espacio de transmisión de conocimientos. La financiación en la universidad (que podría recortarse como se ha venido recortando en periodos de crisis) pasaría a darse por objetivos, provocando la competición constante para conseguir financiación. Pero no solo eso, sino que la financiación pública llegaría a empresas y universidades privadas a través de organismos públicos.

La LEMES diferencia las competencias entre investigación y docencia como si no tuvieran relación alguna, da mayor poder a los consejos sociales, unos órganos universitarios donde las empresas deciden los presupuestos y políticas públicas, y donde aumenta el poder de control del partido político que gobierna en ese momento. Además plantea la creación de un Consejo suprauniversitario todavía más opaco y menos democrático, a cuyas decisiones se supeditarían los consejos sociales de las universidades. Asimismo, asignan muchas tareas de acreditación y control de la calidad a la fundación Madri+d, tremendamente opaca.

Por último, debemos destacar que en un anteproyecto de ley de más de 80 páginas sobre las universidades madrileñas no se hace apenas referencia a los problemas del PAS ni del PDI, a la situación de las estudiantes, a las posibles becas o a las xenófobas tasas extracomunitarias.

Por todo ello, desde la comunidad educativa madrileña exigimos la elaboración de una ley que se construya junto a la comunidad educativa, garantizando unas condiciones laborales dignas para todo el personal laboral, analizando las problemáticas concretas de la comunidad educativa y dándoles adecuada respuesta. Una ley que defienda una educación pública, de calidad, feminista e inclusiva. Una ley que construya un verdadero modelo universitario público al servicio de la sociedad.

Leer menos...

powered by Typeform